martes, 8 de diciembre de 2015

Las garras zoomórficas de la Catedral de Valencia.


Como es lógico y natural cuando entramos en la Catedral de Valencia, nuestra vista no puede evitar elevarse para ver tan magnífico conjunto, para disfrutar de la perspectiva que sus naves nos regalan, de su ábside, su girola, sus ángeles músicos, su magnífico cimborrio...

Sin embargo también vale la pena de vez en cuando bajar la mirada y admirar lo que casi siempre pasa inadvertido. En este caso la información que podemos ofrecer es prácticamente nula, por lo que debemos dejar que sean las imágenes las que hablen.




Y es que esta maravilla que ahora vamos a contemplar se encuentra entre los pedestales y las basas de las columnas de nuestra querida Catedral.  En los ángulos de los pedestales rectangulares en los que se apoyan las bases de las columnas, encontramos un sin fin de representaciones humanas y fantásticas que tal y como afirma Juan Ángel Oñate Ojeda en su "Catedral de Valencia", "quieren llenar a modo de garras el espacio triangular que queda entre ambos elementos".




Nada sabemos de estas figuras, que Oñate intuye son anteriores al siglo XIV,  incluso a la segunda mitad del siglo XIII, aventurando que podrían representar a quienes  contribuyeron a costear la fábrica de la Catedral, nobles, gremios, heráldicas....

Quizás esta conjetura no sea para nada descabellada. Recordemos que tanto en la puerta de los Apóstoles como en la de la Almoina existen este tipo de representaciones, aunque si es cierto que sobre estas existe un mínimo de información.


De todos modos sobre estas representaciones se abre un campo de estudio totalmente virgen e inexplorado, campo sobre el  que esperemos algún día alguien  sea capaz de arrojar algo de luz.

Dejemos pues que hablen las imágenes y callen las palabras, para de este modo poder  admirar algunas de estas "garras zoomórficas " (tal y como las denominaba Felipe Garin) que unen el cielo con la tierra.
























4 comentarios :

  1. solo como especulación creo que estos "animales" podrían representar espíritus inmundos "aplastados" por el poder divino o bien la victoria contra algún tipo de paganismo, herejía o religión rival...

    ResponderEliminar