domingo, 31 de enero de 2016

Los "Hombres Pez" de la capilla de San Pedro.


Construida por Pere Comte y Francesc de Baldomar en el siglo XV, la capilla de San Pedro es quizás una de las construcciones más primitivas de la Catedral  de Valencia. A pesar de ello, poco es lo que queda de gótico en su interior. Entre los años 1696 y 1703, fue remodelada y decorada al estilo barroco por Juan Bautista Pérez Castiel. 

En julio del año 1936, esta capilla era incendiada, perdiendo para siempre su retablo y sus lienzos, así como las pinturas de la cúpula.

Sin embargo, gracias a los trabajos de restauración finalizados en el año 2013, se lograron recuperar no solo los frescos realizados por Antonio Palomino en el año 1703, sino una puerta  cegada que daba acceso a la cubierta de la antigua Sala Capitular, y seis preciosos cuadros fechados en el siglo XV que se encontraban en el muro gótico de la capilla. También se consiguieron recuperar algunos de los frescos de las pechinas, así como dos ventanales góticos.

Capilla de San Pedro. Catedral de Valencia.

Pero quizás uno de los trabajos de recuperación que más desapercibido pasa en esta capilla, sea el de la restauración de la reja que la cierra, una maravillosa reja gótica del siglo XV , la única que queda de todas las que tuvo la Catedral, y  que ha recuperado sus colores originales, verde y azul, su oro primitivo, y como no, sus curiosos y enigmáticos "Hombres Pez".


Esta reja, la cual sustituyó a una antigua del siglo XIV, fue realizada en el año 1467 por Joan Pons Aloy, tal y como reza en el contrato de su fabricación que se encuentra en protocolo de Juan Esteve, volumen 3681 del Archivo de la Catedral de Valencia y fechado el 17 de julio de ese mismo año:

"Primo que lo rexat vell serveixca ço es lo vergam los dos pilars del portal ab amortiments ab tres travesses que huy son en lo dit rexat..." 


Hombre Pez. Rejas de la Capilla de San Pedro. Imagen obtenida de la web de djaa-www.jdiezarnal.com


Estas rejas debieron de ser de una belleza y un colorido maravilloso, tal y como apunta el canónigo Sanchis y Sivera:

"Primeramente se hicieron unas preciosas rejas, llenas de adornos, muy semejantes a las del altar mayor, las cuales se pintaron de bellos colores para que sobresaliesen entre todas las demás que había en la iglesia".

Es de imaginar que entre los adornos citados por Sanchis y Sivera debían encontrase esos "Hombres Pez"

Durante toda la Edad Media, los llamados "Hombres Pez" sirvieron de advertencia sobre los peligros del mar y de sus profundidades, siendo utilizados también como símbolo de  unidad familiar al aferrarse esta a la tierra frente al desconocimiento del mar, tal y como asegura Inmaculada Caro Rodríguez en el número 12 de la revista "1616: Anuario de la Sociedad Española de Literatura General y Comparada" (año 2006).

Hombre Pez. Rejas de la Capilla de San Pedro. Imagen obtenida de la web de djaa-www.jdiezarnal.com

Con la llegada del Renacimiento, la imagen del hombre pez parece cambiar radicalmente, pasando de ser un personaje monstruoso a ser un personaje benevolente y beneficioso para la humanidad.

Quizás por ello no sea casualidad encontrar a estos "Hombres Pez" precisamente en la Capilla de San Pedro, el "Pescador de hombres".

Otra de las curiosidades de nuestra Catedral que no nos podemos perder.



1 comentario :

  1. Magnìfico, me ha encantado, muchas gracias por tu trabajo, que nos acerca a esta belleza aunque vivamos lejos, un abrazo Triple

    ResponderEliminar