lunes, 11 de enero de 2016

Los blasones de la puerta de los Apóstoles (III): el blasón del canónigo Pere de Escrivà.


Este tercer escudo, que se encuentra en la jamba de la derecha de la portada y  justo debajo del escudo del obispo Raimundo Gastó,  porta como armas un ajedrezado de gules sobre campo de oro. Todavía hoy en día y si nos fijamos bien podemos distinguir  algunos de sus esmaltes.

Atribuye dicho escudo Sanchis y Sivera al procurador general del Reino de Valencia, don Rodrigo Jiménez de Luna, quien sabemos ocupaba este puesto en el año 1278.

Dice mosén Jaume Febrer en su trova 299  que este Jiménez portaba  como armas "en lo escut sobre camp de or los jaquells de negre, posats per sa honor", es decir, jaquelado en sable (negro) sobre campo de oro.

El 21 de junio del año 2013, las doctoras Laura Osete Cortina y Mª Teresa  Doménech Carbó, del Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio de la Universidad de Valencia, y a instancias de  Mateu Rodrigo Lizondo, realizaron un análisis químico de dicho escudo, llegando a la conclusión de que este aun conservaba restos de pigmento rojo, por lo que difícilmente podría corresponder a un Jiménez.

Escudo de Pere de Escrivà. Portada de los Apóstoles.


Por su parte Elías Tormo atribuía de forma errónea estas armas al conde Urgell, también jaquelado de sable sobre campo de oro.

Sin embargo es el barón de San Petrillo quién nos pone sobre la pista de a quién pudo pertenecer este blasón, ya que nos dice textualmente:

"Por último el cuarto blasón de los que forman el primer grupo es un jaquelado, del que se ha dicho que pudo pertenecer a Ximénez de Luna, gobernador de Valencia en el siglo XIII. Para ello no hay más fundamento que el uso de los jaqueles por unos Jiménez a secas, que cita Ortiz de la Vega...no hay necesidad de adjudicar el pavés de referencia a apellidos exóticos, cuando tenemos en la región ilustres linajes tan genuinamente valencianos como el de Escribá, que usó siempre desde tiempo inmemorial. el escudo jaquelado....

Continúa diciendo el barón que "fueron los escribá poderosos e influyentes en aquellos tiempos: ocuparon repetidas veces los cargos de Baile, Justicia, etc....".



Heráldica de los Escrivà  según les Trobes de mosén Jaume Febrer, caballer, en que tracta dels Llinatges de la conquista de la ciutat de Valencia é son Regne.  Siglo XVIII


Desde luego no le faltaba razón.  Este linaje, ya acompañaba a Jaime I en las conquistas de Valencia y Murcia. Ya esta documentado Arnau Escrivà en el año 1270 como Baile de Valencia. Joan Escrivà  y Andreu Guillem Escrivà ocuparon cargos en el Concejo de la ciudad entre los años 1330 y 1350. Nuevamente aparece un Escrivà como justicia criminal de Valencia entre los años 1372 y 1373. Bertomeu Escrivà ocupaba este cargo en el año 1466...

Escudo de Pere de Escrivà con sus esmaltes originales.


Se olvidaba sin embargo el barón de San Petrillo de unos de los cargos eclesiásticos que llegaron a tener en algunos casos un poder y riqueza equiparables a los de la nobleza: el de canónigo.

Mateu Rodrigo Lizondo atribuye no sin razón esta heráldica a Pere Escrivà, canónigo de la Catedral de Valencia, miembro del Cabildo en los años 1312, donde interviene en la elección de Raimundo Gastó como Obispo, en el año 1337 en documento fechado el 31 de julio con número 492  , y en el año 1347, cuando asiste en representación del Cabildo al parlamento convocado por el Concejo de la ciudad con el fin de proclamar la Unión de Valencia contra el gobierno real entre otros

Al fin y al cabo fue hombre de confianza del obispo Gastó, a quién facultó con  diversos poderes el 21 de julio de 1327 (códice 311 del Archivo de la Catedral de Valencia).


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada