lunes, 15 de agosto de 2016

Un rey decapitado en la Catedral de Valencia.



En el año 1341 el rey de Aragón, Pedro el Ceremonioso, abría proceso contra el que sería el último rey privativo del reino de Mallorca, Jaime III.

El proceso abierto concluía en el año 1343, siendo Jaime III declarado culpable, y quedando todos sus bienes confiscados. Ese mismo año, en el mes de mayo, Pedro el Ceremonioso conquistaba Mallorca.

Sin embargo, y después de  vender sus posesiones de Montpellier y otras en Occitania al rey francés Felipe VI por Cien mil ducados de oro,  Jaime III desembarcaba el 2 de octubre de 1349 en Pollensa, ayudado por Nápoles, Marsella, Niza y Sicilia.

Jaime III, rey de Mallorca.


Junto a 3.000 infantes y 400 caballeros, llegaban también a Pollensa Doña Violante, segunda esposa de Jaime III, y sus hijos Jaime e Isabel.  

Tras reagrupar sus fuerzas en Alcudia, Jaime III recuperaba la población de Muro, dirigiéndose poco después  a la población de Inca, donde le esperaba parte del grueso del ejército aragonés capitaneado por el gobernador Gilabert de Centellas. Sin embargo, tras dos horas de batalla, una lluvia torrencial hacía que las tropas de Jaime III se retiraran a Sineu.

A los pocos días llegaba a la isla el almirante Rambaldo de Corbera, con un numeroso ejército de jinetes y almogávares.

El 25 de octubre de ese mismo año, 1349, tenía lugar la batalla de Llucmajor, donde Jaime III era derribado de su caballo por un almogáver de Burriana, quien lo hería de muerte y lo decapitaba.

Tras la victoria, el gobernador de Mallorca, Gilabert de Centellas, pidió al rey aragonés que Jaime III fuera enterrado en la Catedral de Mallorca, "que`l pogués hom soterrar a la Seu honradament, que vuy mes no pot fer mal ne be".

La decisión de Pedro el Ceremonioso fue la de llevar los restos mortales de Jaime III a la Catedral de Valencia, para que de este modo no pudiera ser homenajeado por sus seguidores mallorquines. Así pues, el cadaver decapitado de Jaime III fue embarcado hacia Valencia el 23 de diciembre de 1349, mientras su esposa Violante y la infanta Isabel eran internadas en el Monasterio de Santa Clara, y el ya rey Jaime IV, su hijo, encarcelado en el castillo nuevo de Barcelona.

De este modo, los restos del cuerpo decapitado de Jaime III eran colocados dentro del coro de la Catedral de Valencia.

Sabemos de su ubicación  gracias a una anotación del Libre de obres signado con el número 1467,  la cual dice así:

"Item a XX del dit mes de Juny del dit anydony e pagui an Nicolau Valles scribent per escriurer en un pergami les constitusions del cor arrengades les quals per mans  de mosen lo Cabiscol son fixes en la tomba del Rey que esta dins lo dit cor".

En el Libro de fábrica del año 1733, aparece otra referencia a Jaime III, donde se dice que aquel mismo año, se pagó al carpintero Sebastián Martínez dos libras por hacer el sepulcro donde estaban colocados los restos del rey de Mallorca, que se encontraba "damunt del corredor de la sillería del cor", es decir, encima del corredor de la sillería del coro.

Aquí permanecieron sus restos hasta que fueron situados en el año 1809 en la antigua sala capitular, actual capilla del Santo Cáliz.

La urna cineraria que contenía los restos del rey mallorquín era de yeso, decorada con varios escudos reales en su tapa y laterales, y tres escudos en el frontal, uno con las armas reales y otros dos donde se podía leer el nombre del rey así como el lugar y fecha de su muerte.

Hoy en día se ha perdido toda su policromía.

Urna cineraria del rey Jaime III adosada al muro de la antigua aula capitular, actual capilla del Santo Cáliz. Imagen del blog Valencia Historia gráfica. Juan Antonio Soler Ases.


Esta urna cineraria se hizo a imagen y semejanza de otra urna similar que también se encontraba en  la antigua  sala capitular, de piedra, de estilo gótico, y probablemente del siglo XIV, decorada con escudos fajados en plata sobre campo de sable.

Ambas urnas cinerarias descansan sobre  ménsulas con la figura de un león. Hoy en día podemos admirarlas adosadas en los muros de la capilla donde se encontraba hasta hace poco la tienda de recuerdos de la Catedral.

Urna cineraria gótica (siglo XIV) con escudos fajados en plata sobre campo de sable, a semejanza de lacual se fabricó en yeso la urna cineraria para albergar los restos de Jaime III de Mallorca. Capilla de la antigua tienda de  recuerdos de la Catedral de Valencia. Fotografía obtenida de jdiezarnal.com

Urna cineraria con los escudos fajados en plata, donde se puede observar restos de policromía, Fotografía de Rubén  Tapias Parra. Valencia Bonita.


Urna cineraria con los escudos fajados en plata, donde se puede observar restos de policromía, Fotografía de Rubén  Tapias Parra. Valencia Bonita.

Urna cineraria que contuvo los restos de Jaime III de Mallorca. Capilla de la antigua tienda  de  recuerdos  de la Catedral de Valencia. Fotografía obtenida de jdiezarnal.com





Urna cineraria donde se encontraban los restos de Jaime III. Fotografía de Rubén  Tapias Parra. Valencia Bonita.


En la Gaceta de Madrid del 3 de diciembre de 1904,  se publicaba un Real Decreto del día anterior, cuyo mensaje decía así:

"A propuesta del Presidente de Mi Consejo de Ministros, Vengo en disponer lo siguiente:

Artículo 1º. Los restos mortales del Rey D. Jaime III, que se encuentran sepultados en la Santa Iglesia Metropolitana de Valencia, serán trasladados a Palma de Mallorca, y enterrados en la Capilla de la Santísima Trinidad de su Iglesia Catedral, mandada construir por el Rey Don Jaime II para su propia sepultura y la de aquellos de sus descendientes que así lo eligiesen.

Artículo 2º. Los Ministros de Gracia y Justicia y de la Gobernación darán las órdenes oportunas para que los Cabildos Catedrales y las Diputaciones provinciales de Palma de Mallorca y Valencia nombren las Comisiones correspondientes que reciban y hagan entrega de los Reales restos, dispongan las formalidades para su traslación y cuanto necesario sea al mejor cumplimiento de este decreto.

Dado en Palacio a dos de Diciembre de mil novecientos cuatro. alfonso. El Presidente del Consejo de Ministros, Antonio Maura y Montaner.(Se modifica en Gaceta de Madrid del 5 de diciembre: Diputaciones provinciales de Valencia y Baleares)."

Así pues, y por intervención personal del rey Alfonso XIII, los restos de Jaime III, el último monarca del reino de Mallorca, viajaron  en el mes de marzo del año 1905 desde la Catedral de Valencia hasta Mallorca.

Sus restos mortales fueron escoltados con todos los honores, y transportados en el cañonero "Vicente Yáñez Pinzón". Entre la delegación valenciana que acompañó en su último viaje a Jaime III, se encontraban nada menos que dos de los mayores estudiosos de la historia de nuestra Catedral, los canónigos Roque Chabás, y José Sanchis i Sivera.

Urna cineraria con los restos de Jaime III de Mallorca. Antigua aula capitular de la Catedral de Valencia. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


La comisión mallorquina recibiendo los restos de Jaime III de Mallorca en la antigua sala capitular de la Catedral de Valencia.Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


Embarque de los restos de Jaime III en el puerto de Valencia. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


Traslado en barca de los restos de Jaime III hasta el cañonero Vicente Yáñez Pinzón. Puerto de Valencia. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


Traslado en barca de los restos de Jaime III hasta el cañonero Vicente Yáñez Pinzón. Puerto de Valencia. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


El cañonero Vicente Yáñez Pinzón a la salida de Valencia transportando los restos de Jaime III. Traslado en barca de los restos de Jaime III hasta el cañonero Vicente Yáñez Pinzón. Puerto de Valencia. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


Llegada de los restos de Jaime III al puerto de Mallorca. Traslado en barca de los restos de Jaime III hasta el cañonero Vicente Yáñez Pinzón. Puerto de Valencia. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


Traslado de los restos de Jaime III desde el puerto de Mallorca a la Catedral. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.


Traslado de los restos de Jaime III desde el puerto de Mallorca a la Catedral. Fotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.
Recepción de los restos de Jaime III en la Catedral de MallorcaFotografía del Archivo Histórico de la Universidad de las Islas Baleares. Año 1905.

En la actualidad, los restos mortales de Jaime III, descansan en la capilla de la Trinidad de la Catedral de Mallorca, en una preciosa sepultura neogótica realizada por Frederíc Marés en el año 1946.

Sepulcro de Jaime III en la capilla de la Trinidad de la Catedral de Mallorca.
Detalle del rostro de Jaime III. Capilla de la Trinidad, Catedral de Mallorca.









1 comentario :